Home Page
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo conseguir la climatización perfecta en el hogar


Cuando tratamos el tema de la climatización, un gran número de personas confunden este término con el de la calefacción (para los meses de invierno) y con el de aire acondicionado (para los meses de verano). No obstante, la climatización va más allá de sostener una buena temperatura de confort. En verdad, factores como la ventilación y la humedad, son esenciales en el momento de lograr que nuestra casa cuente con una climatización adecuada y agradable en todos y cada uno de los sentidos.

Refrigeración

La refrigeración es la parte de la climatización que se hace cargo de enfriar un espacio determinado. Su primordial aliado es el aire acondicionado, y se emplea en especial en los meses de verano y de más calor. Los elementos que deberemos tomar en consideración en el momento de contar con una adecuada refrigeración van a ser la temperatura externa y también interna, y un adecuado aislamiento. En este sentido, la manera adecuada de refrigerar un espacio va a ser eludir fugas de temperatura y sostener una temperatura de confort que esté bajo la externa. La temperatura óptima se encuentre entre los veinte o bien veinticinco grados más o menos.

Calefacción

La calefacción realiza el papel inverso de la refrigeración, siendo los propios sistemas de calefacción los que van a ayudar a sostener la temperatura de confort a lo largo del invierno (siendo la temperatura óptima la comprendida entre los veinte y los veinticinco grados). De igual manera, se tienen que evitar posibles fugas térmicas para mantener la climatización óptima.

Ventilación

Sin embargo, aparte de la temperatura, existen otro factores que también influyen en la climatización, como es la calidad del aire. En este sentido, la ventilación será nuestro primordial aliado para lograr una calidad del aire conveniente, puesto que dejará limpiarlo de partículas dañinas para la salud. La ventilación de la casa se deberá efectuar todos y cada uno de los días a lo largo de todo el año. La hora más conveniente para hacerlo es a la primera hora de la mañana, en tanto que es cuando la calidad del aire exterior es mejor. Cuando la temperatura exterior sea la perfecta, y no sea preciso utilizar sistemas de refrigeración o bien calefacción, las ventanas van a poder sostenerse abiertas más tiempo sin inconveniente.

Humedad relativa

Del mismo modo que la ventilación, la humedad es otro factor de la climatización que va a influir de manera directa en la calidad del aire. Conforme los especialistas, la humedad conveniente habrá de estar entre el treinta y el cincuenta por ciento. Tanto la calefacción como la refrigeración afectan de forma negativa a la humedad relativa, con lo que una buena forma de compensarlo es situar recipientes con agua en las habitaciones en las que se pasa más tiempo, en especial en los dormitorios.

Cuidando estos pequeños aspectos, lograremos la climatización perfecta de nuestra residencia. Esto nos va a permitir contar con un espacio agradable, que evitará que tengamos demasiado frío o bien demasiado calor, como inconvenientes respiratorios, sequedad nasal, picor en los ojos o bien cefalea, que son los inconvenientes más habituales que se pueden derivar de una climatización incorrecta.

¿Podemos Ayudarte?

Llama ahora y solicita presupuesto gratuito sin compromiso