Home Page
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo mantener la temperatura en casa


En la época de frío, resulta prácticamente imposible no emplear la calefacción para mantener la temperatura en casa. Sin embargo, en muchas ocasiones, aun utilizando la calefacción, el calor se pierde sencillamente disipándose en el aire. Sí es verdad que cualquier clase de calefacción va a calentar el aire del ambiente en el instante, pero las paredes de nuestros hogares tardar bastante más tiempo en poder calentarse. Por fortuna, hay trucos que te dejarán preservar la temperatura en casa caliente y además de esto, ahorrarás en gasto de luz y gas.

Está claro que en los días en que las temperaturas bajen mucho, será necesario el uso de aparatos de calefacción para sostener la temperatura en casa caliente. Sin embargo, llevando a cabo las siguientes recomendaciones que te planteamos ahora, lograrás preservar y alargar ese calor de forma natural, sosteniendo la temperatura en casa ideal para el bienestar. Los especialistas recomiendan que esta temperatura ha de estar en torno a unos veinte grados.

La primera y principal recomendación para tener la temperatura en casa agradable es encender la calefacción a lo largo del día, salvo que vivas en una zona exageradamente fría. A lo largo de todo el día se almacenará el calor suficiente para sostener la casa caliente de noche. Si bien si a lo largo de la mañana no hubiese absolutamente nadie en casa, por norma general por trabajo, puedes efectuar el proceso inverso, encenderla de noche y de esta forma por la mañana todas y cada una de las estancias de tu casa preservarán el calor acumulado a lo largo de la noche. Estas son las principales recomendaciones que te sugerimos para sostener la temperatura en casa caliente durante el mayor tiempo posible.

1. La primera cosa que debes hacer es reconocer aquellas zonas de tu casa por las que sea más viable que se escape el calor. Primordialmente hacemos referencia a las ventanas y a las puertas, con lo que aislándolas apropiadamente notaremos de qué manera el calor de la casa se alarga durante más tiempo, sosteniendo el hogar a una temperatura cálida.

a) En el caso de las puertas, singularmente aquellas que den a espacios exteriores, debes evitar que se generen corrientes. Para esto, corta el paso del aire con burletes.

b) Para las ventanas, cerciórate de que están absolutamente cerradas, si bien procura abrirlas todos y cada uno de los días a lo largo de cinco o bien diez minutos para evitar que se genere humedad. Si notas que tus ventanas tienen fugas, usa masilla, silicona o bien burletes en aquellas partes donde entre corriente.

2. Pese a que las corrientes generadas en puertas y ventanas acostumbran a ser las primordiales causas de pérdida del calor, los muros desnudos asimismo contribuyen a perder energía, con lo que vamos a deber cubrirlos con cuadros, estanterías o bien cualquier otro elemento ornamental.

3. Otros aspectos de la casa a tener en consideración son las persianas y las cortinas, éstas cuanto más gruesas mejor. Aprovecha los días radiantes de inviernos para abrir las cortinas y dejar que entre la mayor luz natural posible en tu hogar. Al llegar la noche, corre tus cortinas para eludir que se pierda el calor.

4. Nuestra última sugerencia, y tal vez la más práctica, es que identifiques los puntos más cálidos de tu residencia para hacer más vida en ellos. Pese a que en la actualidad prácticamente todos los hogares cuentan con sistemas de calefacción en todas y cada una de las estancias, siempre y en toda circunstancia hay habitaciones que son más cálidas que otras. Por norma general, cuanto más distanciada se halle la habitación de muros exteriores, más cálida va a ser. Con lo que, en el momento de establecer tu salón, si por espacio te ves en la necesidad de poner el sofá pegado a un muro exterior, puedes poner entre el sofá y la pared una tabla de madera que servirá como elemento aislante. Al tiempo, puedes decorar tu salón y los dormitorios con alfombras, en tanto que asimismo te van a ayudar a aislar el frío y además de esto vas a ganar en decoración.

¿Podemos Ayudarte?

Llama ahora y solicita presupuesto gratuito sin compromiso